Contacta con nosotros

FERRARI

LA GRANDEZA DEL GP DE MÓNACO EN SEIS SUCESOS HISTÓRICOS

Mónaco, la catedral del automovilismo, ha vivido muchos momentos espectaculares… y otros muy trágicos.

Foto del avatar

Publicado

on

Michael Schumacher aparca su coche en Mónaco 2006
Los comisarios ejercen de policías municipales y ‘retiran’ el Ferrari ‘mal aparcado’ de Schumacher en 2006

Si hay algo que es unánime dentro del circo de la Fórmula 1 es que el Gran Premio de Mónaco es la carrera cumbre de la temporada. Porque es el último gran circuito urbano, por el glamour de la capital monegasca, porque su trazado es una auténtica locura en el que los pilotos tienen que ir al límite de concentración, pasando a centímetros de los muros y vallas en cada curva, porque si no ganas en Mónaco no eres de los grandes? Por todo. Por tanto, ¿por qué no abrir boca repasando algunos de los momentos de la historia del Gran Premio de Mónaco que quedaron en la retina de todos?

1955: Ascari se va al agua

En una loca persecución del británico Sterling Moss (Mercedes), el mítico Alberto Ascari (Lancia) quemó los frenos de su monoplaza y no pudo trazar bien la chicane del puerto, por lo que terminó? en el agua. Tuvo que ser rescatado del líquido elemento con lesiones leves. Pero cuatro días después? Ascari murió en unos entrenamientos en Monza.


1967: muerte de Lorenzo Bandini

En el mismo lugar donde 12 años antes Ascari había caído al agua, su compatriota Lorenzo Bandini chocó con las vallas de paja que impedían precisamente que los coches cayeran al mar. La violencia del choque provocó el vuelco del monoplaza, que se incendió al instante. Bandini murió tres días después a causa de las graves quemaduras.


1975: James Hunt, ‘el broncas’

El británico James Hunt, uno de los pilotos más macarras de la historia de la Fórmula 1, debutó en el Gran Circo en 1973 en el Gran Premio monegasco pilotando un Hesketh-Ford, patrocinado por el millonario Lord Alexander Heskethi. Dos años después, en una acción de carrera entre Hunt y el alemán Jochen Mass, el inglés tuvo que abandonar. Tras bajar iracundo de su coche, Hunt esperó a que Mass volviese a pasar una vuelta después por el lugar del incidente para decirle de todo menos bonito.


1984: ¿’tongazo’ de Prost a Senna?

El primer podio del gran Ayrton Senna en Fórmula 1 tuvo lugar en el famoso G.P. de Mónaco de 1984, cuando el brasileño, a lomos de un modesto Toleman-Hart, descontaba hasta cuatro segundos por vuelta al poderoso Alain Prost (McLaren). Pero cuando ya le tenía a tiro, la organización decidió parar la carrera en la vuelta 31 a causa de la lluvia y repartir solo la mitad de los puntos. Senna lamentó la decisión, porque estaba seguro de pasar a Prost.

publicidad libro RALLYE

2004: accidente de Alonso por culpa de Ralf Schumacher

Ralf, el hermano de Michael Schumacher, pasó por la Fórmula 1 con más pena que gloria. De hecho, se le recuerda por su peligroso pilotaje, que provocó más de un accidente, como el que sufrió Fernando Alonso en el túnel, a más de 300 km/h, en 2004. El asturiano puso verde al alemán, que no se dejó doblar, y bien pudo haber ocasionado un serio disgusto al piloto español.

2006: el ‘aparcamiento’ de Schumacher

El Kaiser Michael Schumacher decidió aparcar su Ferrari en la Rascasse de Mónaco en plena clasificación del G.P. de Mónaco de 2006. Esta maniobra perjudicó la vuelta rápida de su principal rival para el Mundial, Fernando Alonso (Renault). Pero Schummy fue sancionado, tuvo que salir el último, y el asturiano se llevó el triunfo aquel año.


Mick Schumacher, partido en dos

Y si Michael aparcó su Ferrari en 2006, su hijo Mick, 16 años después, sufrió un brutal accidente, en el G.P. de Mónaco de este mismo año, en el que su Haas quedó literalmente partido en dos. Sin duda, comparados los accidentes que hemos visto en este reportaje, no cabe duda de cuanto ha ganado la Fórmula 1 en seguridad.

Miguel Ángel Linares
Miguel Ángel Linares

Continuar leyendo
Clic para comentar

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright ©2023 Los libros no muerden S.L.