Contacta con nosotros

#HUMOR + COCHES

PERROS, GATOS Y ‘BACAS’, LAS ‘MASCOTAS’ DE LOS COCHES

#TalDíaComoHoy, Día Mundial de las Mascotas, contamos la historia de los tres bichos más relacionados con la vida a bordo del coche: el perro, el gato y la ‘baca’.

Foto del avatar

Publicado

on

PERROS, GATOS Y 'BACAS', LAS 'MASCOTAS' DE LOS COCHES
El clásico perrito a bordo de otro clásico: el SEAT 850

El perrito que movía la cabeza en la bandeja trasera

Comenzamos con lo que era un clásico en los coches de aquellos años setenta y ochenta en las calles y carreteras españolas: el perrito que movía la cabeza en la bandeja trasera. Inspirado en los famosos muñecos ‘bobblehead’ que fueron referencia en los años cincuenta y sesenta, ese movimiento de cabeza se hizo viral en aquellos dieselazos que permitieron a muchas familias disfrutar del lujo de poseer un coche en aquella primitiva España de la dictadura franquista.

PERROS, GATOS Y 'BACAS', LAS 'MASCOTAS' DE LOS COCHES

Perritos ‘bobblehead’ que se pueden comprar hoy mismo en Aliexpress o Amazon

El ralentí de aquellos motores, que tantos mareos vacacionales provocó a niños y mayores en aquellos interminables viajes de vacaciones, dotaba de una marcha infinita a aquellos perritos tan simpáticos. Varias eran las razas de aquellos perritos tan marchosos, que llegaron a formar parte de gran parte de la ‘decoración’ de aquellos coches de nuestros padres y abuelos, junto a, entre otras, las pegatinas de ‘TURBO’ o de ‘PENÉLOPE’.

Muñecos para coche de Elvis Presley y El Fary
Muñecos para coche de Elvis Presley y El Fary

Estos perritos fueron los padres de una nueva generación de muñequitos marchosos a partir de los años noventa, que cambiaron tanto su ubicación (pasaron de la bandeja trasera a la delantera) como su modalidad. De los adorables perritos pasamos a los reyes de la música. En un principio fue Elvis Presley, que meneaba su pelvis al son de los baches. Pero como en España somos más cañís que nadie, lo que aquí se puso la moda fue nuestro ‘rey del rock’ particular, nada menos que ¡El Fary!

¿Quieres oír el especial que hicimos de El Fary en nuestro programa de radio, VUELTA RÁPIDA GT? Pues pulsa justo aquí.

publicidad libro RALLYE

Gato cómic cambiando la rueda de un coche con un gato
Un gato cambiando la rueda de un coche… con un gato

El gato, la útil herramienta cuando se nos acaba el ‘oxígeno’

Y cuando nos referimos al oxígeno nos referimos al aire de una rueda cuando pierde presión o cuando directamente se pincha o revienta. El gato, la herramienta que a todos nos ha costado ‘domar’ en nuestro primer cambio de rueda, es casi tan antigua como el propio automóvil, pues ya venían de serie con los primeros modelos de la historia de la automoción, a finales del siglo XIX. En aquellos primeros tiempos, los pinchazos estaban a la orden del día, por lo que podemos decir que el gato es una de las herramientas más útiles en la historia de las cuatro ruedas.

PERROS, GATOS Y 'BACAS', LAS 'MASCOTAS' DE LOS COCHES
Un gato de tijera de los de toda la vida

Los distintos gatos de los coches de hoy

A lo largo de este siglo y pico, los gatos han evolucionado, y mucho. A día de hoy, tenemos varias modalidades de gato:

  • Gatos mecánicos: utilizan un mecanismo de tornillo para elevar el coche. Aunque algunos diseños aún se basan en este principio, son menos comunes debido a la fuerza manual requerida para operarlos.
  • Gatos hidráulicos: introducidos en el siglo XX, utilizan un fluido hidráulico para multiplicar la fuerza aplicada, lo que permite elevar el vehículo con menos esfuerzo. Los gatos hidráulicos se han convertido en la opción preferida para muchos debido a su eficiencia y facilidad de uso.
  • Gatos de botella: una variante del gato hidráulico que tiene una forma compacta y es eficiente en términos de espacio y capacidad de elevación.
  • Gatos de tijera: operados manualmente o con la ayuda de un motor eléctrico, utilizan un mecanismo de tijera para elevar el coche. Son comunes por su diseño compacto y facilidad de almacenamiento.

¿De dónde viene el nombre de ‘gato’ para esta herramienta?

Y ya que hablamos de ‘animales’, nos preguntamos… ¿por qué se llama gato esta herramienta tan útil? Un nombre que no compartimos con otros idiomas, ya que en inglés, por ejemplo, se denomina ‘Jack’. Hay varias teorías sobre la etimología de ‘gato’:

  1. Analogía con el animal: una explicación popular sugiere que el nombre proviene de la semejanza en la acción de agacharse y levantarse que hace el dispositivo con la de un gato al acechar a su presa o cuando se estira. Los gatos son conocidos por su habilidad para saltar y elevarse rápidamente desde una posición baja, una cualidad que se asocia de manera humorística o metafórica con la función del dispositivo mecánico de elevar el coche.
  2. Etimología: otra posible explicación se relaciona con la etimología de la palabra ‘gato’ en este contexto. En algunos casos, las herramientas reciben nombres de animales por sus características particulares o por analogías populares que se establecen en la cultura. Sin embargo, para el caso específico del gato mecánico, no hay una explicación etimológica clara que se acepte universalmente.
  3. Historia y evolución del lenguaje: la evolución del lenguaje y el desarrollo de los términos técnicos a menudo siguen caminos inesperados, influenciados por la cultura popular, la industria, y la tradición oral. Es posible que el nombre “gato” se haya popularizado en talleres y entre conductores simplemente porque era un término fácil de recordar y de asociar con la acción de la herramienta.

PERROS, GATOS Y 'BACAS', LAS 'MASCOTAS' DE LOS COCHES

El mítico SEAT 600 con la baca, como siempre, repleta de maletas y objetos.

Y una ‘baca’ para el techo del vehículo

OK, aquí hacemos un poco de trampa. Porque no es sin duda lo mismo una vaca de las que dan leche en el campo que la ‘baca’ de un coche. Un elemento en claro desuso desde hace bastantes años, la baca es una estructura metálica que, anclada al techo del vehículo, extendía, y de qué forma, los ‘litros’ de capacidad del maletero del coche. Porque allá arriba, colocadas y amarradas a la baca, viajaban buena cantidad de maletas. Y lo que no era puro equipaje, como cajas, muebles, hasta botijos se veían en aquellos SEAT 600 que motorizaron a buena parte de los españoles en los cincuenta y los sesenta del siglo pasado.

PERROS, GATOS Y 'BACAS', LAS 'MASCOTAS' DE LOS COCHES
Recreación humorística de la mítica baca de los coches de los sesenta y setenta

Orígenes

  • Primeros automóviles: en los primeros años del automóvil, finales del siglo XIX y principios del XX, los vehículos eran bastante básicos y no ofrecían mucho espacio para el equipaje. Los viajes largos requerían llevar equipaje adicional, herramientas, y a veces hasta combustible extra.
  • Adaptaciones iniciales: los primeros usuarios de automóviles empezaron a adaptar sus vehículos para poder transportar más carga. Esto incluía la instalación de cestas, cajas y plataformas adicionales en el exterior del vehículo, a menudo en la parte trasera o sobre el techo.

Evolución y popularización

  • Décadas de 1920 a 1950: a medida que el automóvil se hizo más popular y accesible para el público general, la demanda de soluciones de almacenamiento adicionales creció. Los fabricantes de automóviles y terceros comenzaron a diseñar y producir bacas y portaequipajes más sofisticados y seguros que se podían instalar en el techo de los vehículos.
  • Turismo y ocio: en la posguerra, especialmente durante las décadas de 1950 y 1960, el aumento del turismo y las actividades al aire libre impulsaron aún más la demanda de bacas de coche. Las familias querían llevar consigo todo lo necesario para sus vacaciones, incluidos equipajes, tiendas de campaña y equipos deportivos.

Innovaciones y diseño

  • Materiales y tecnología: con el paso del tiempo, la tecnología y los materiales empleados en las bacas de coche han evolucionado significativamente. Los primeros modelos eran principalmente de metal y bastante rudimentarios en su diseño. Hoy en día, las bacas están hechas de materiales ligeros como aluminio y plásticos reforzados, diseñados para ser aerodinámicos, reducir el ruido del viento y mejorar la eficiencia del combustible.
  • Sistemas de montaje: los sistemas de montaje también han mejorado, facilitando la instalación y el desmontaje de las bacas. Los sistemas modernos son compatibles con una amplia gama de vehículos y pueden ajustarse para llevar desde maletas y cajas hasta bicicletas y kayaks.

REVISTADELMOTOR.es

Continuar leyendo
Clic para comentar

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad libro RALLYE

Copyright ©2023 Los libros no muerden S.L.