Contacta con nosotros

#HISTORIAS

¿SE COMIÓ EL LOBO A FARADAY FUTURE?

Hace ya seis años se presentaba la firma Faraday Future, dispuesta a comerse el mundo con su superSUV eléctrico FF91, de más de mil caballos. Y hasta aquí podemos leer…

Foto del avatar

Publicado

on

Faraday Future FF 91
El diseño del Faraday Future FF 91 es cuanto menos excepcional

Y ya que nos inspira el reino animal en este artículo, ahí va otro tópico: no vendas la piel del oso antes de cazarlo. Y justo esto es lo que parece haber pasado con esta marca china que anticipó hace más de media década cómo se iba a vender el pescado (más bichos) eléctrico de lujo en los años… que ahora mismo vivimos.

El FF 91, la estrella de aquella presentación, con unas impactantes imágenes en el helado paraíso desértico de Islandia, no solo ofrecía ese millar largo de caballaje, sino que prometía una conducción autónoma casi total, cámaras de alta resolución por todas partes, decenas de sensores, un diseño futurista y minimalista, prestaciones infinitas en medio del más profundo silencio… ¿les suena todo esto?

Lógico, son gran parte de las exquisiteces (excepto en la parte de la conducción autónoma) que hoy nos ofrecen las berlinas eléctricas de lujo que vemos en la mayoría de las marcas premium. Lo que nos lleva a pensar que si Faraday Future no hubiera sufrido un aborto tan prematuro… hoy podría ser la referencia en la automoción eléctrica, muy por encima del dueño de Twitter.

Faraday Future FF 91
El Faraday Future FF 91, en tierras islandesas

Del todo a la nada

¿Pero qué pasó? Lo que hemos dicho del oso. Lo que parecía tan atractivo en aquella presentación era pura paja. El prototipo, ese impresionante FF 91 allí estaba, pero se apoyaba en la nada. Cierto es que vinieron años difíciles, con crisis, pandemias y guerras, pero eso no justifica que, seis años después de la presentación, sigamos esperando a Faraday Future.

En los últimos meses se han oído cantos (¿de sirena, medio animal mitológico?) de que la firma quiere renacer de sus cenizas y volver a la ‘carga’. ¿Y qué hace falta para ello? Casi 200 millones de dólares de nada, la inyección final de inversión que se necesita para levantar la fábrica. Se rumorea que para esta primavera podría reiniciarse el proceso, con un nuevo boss al frente, el chino Xuefeng Chen en lugar del defenestrado Carsten Breitfeld, ex de BMW, el fallido timonel de la primera travesía. Esperemos pues a ver si Faraday tiene ‘Future’…

publicidad libro RALLYE
Miguel Ángel Linares
Miguel Ángel Linares

Continuar leyendo
Clic para comentar

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad libro RALLYE

Copyright ©2023 Los libros no muerden S.L.