Contacta con nosotros

#FÓRMULA 1

VERSTAPPEN ABURRE Y ALONSO, COMO SIEMPRE, ANIMA LA CARRERA

El GP de China, quinta prueba del Mundial de Fórmula 1, nos volvió a dar un triunfo aburridísimo de Verstappen y una salida estratosférica de Fernando Alonso, que terminó séptimo. Carlos Sainz fue quinto.

Foto del avatar

Publicado

on

VERSTAPPEN ABURRE Y ALONSO, COMO SIEMPRE, ANIMA LA CARRERA

Fernando Alonso, salida estratosférica en Shangái

¿Tenemos que esperar a 2026 para que, con el cambio de normativa, nada cambie y Verstappen gane con Red Bull los próximos seis o siete Mundiales? Pues es lo que parece, visto lo visto, otra vez, en otro Gran Premio esta temporada. Como la anterior y la anterior de la anterior. Victoria inapelable de Max Verstappen desde que se apaga el semáforo en carrera. Siempre liderando, excepto cuando hace su primera parada en boxes, y cabalgada en solitario, y solo enseñando la trasera del coche, y muy de lejos, a un Sergio ‘Checo’ Pérez que ya es oficialmente el nuevo Rubens Barrichello del Gran Circo. Aunque ayer el mexicano ni eso, porque solo pudo ser tercero detrás del McLaren de Lando Norris, que partido a partido (perdón, carrera a carrera) afianza su confirmación como gran piloto y al McLaren como un coche muy a tener en cuenta.

Por lo tanto, para poder disfrutar de un poquito de emoción hay que mirar hacia atrás. En este caso, en la salida, a la estratosférica tercera posición de Fernando Alonso logrado en la Q3 del sábado, y que llevó hasta el infinito y aún más allá con otra gran salida en la que se comió… a Checo Pérez, que necesitó unas cuantas vueltas para devolver el adelantamiento a un coche que, por desgracia, cada carrera es más inferior al resto de sus principales rivales, el Aston Martin.

Alonso, como siempre ha hecho (cuando ganaba carreras y cuando, como ahora, hace una década que no lo hace) animó la carrera con esa primera pasada en parrilla, para luego, tras ser pasado por los monoplazas que son superiores al suyo (o sea, los Red Bull, los Ferrari, los McLaren y, aunque cada vez menos, los Mercedes), verse obligado a tirar de dos neumáticos blandos al final de la prueba (había gastado todos los duros disponibles) y, partiendo de la duodécima posición tras la última visita a box, remontar hasta su séptima plaza final. Un rosario de adelantamientos en el que, ambrosía para nuestro sistema digestivo, incluyó una al flamante megafichaje de Ferrari para el año que viene, Lewis Hamilton, combinando una corrección del culo del Aston Martin, que se iba solo de excursión, y una pasada al piloto, hoy por hoy, más pasota de la parrilla.

VERSTAPPEN ABURRE Y ALONSO, COMO SIEMPRE, ANIMA LA CARRERA

Ferrari no fue tan fiable en China como en las otras carreras

publicidad libro RALLYE

El único enemigo de Leclerc es Sainz

Si ya se quejó el ‘elegido’ monegasco de Ferrari Charles Leclerc en la clasificación de que Carlos Sainz le había estorbado, en la salida de China el 16 dejó bien patente, por si alguno llevaba dormido desde el estreno del Mundial, que su gran objetivo este año es quedar por delante del madrileño. Por encima de su cadáver dejará que Carlos se vaya de Ferrari siendo el piloto mejor clasificado (como ya pasó en 2022). De esta forma, Leclerc, que salía un puesto por delante de Sainz en la parrilla (sexto y séptimo, separados por tan solo ocho milésimas en la Q3), solo miraba al retrovisor, más que hacia delante, para no dejar que Carlos le adelantara, porque además salió mejor. De esta forma, el monegasco cruzó la pista de lado a lado en un volantazo de 15 metros para cerrarle la puerta al 55, que se disponía a adelantarle. Una maniobra que al final significó que los dos Ferrari perdieron dos puestos, como se quejó Carlos después con amargura. Pero es lo que hay.

Leclerc aventaja en siete puntos a Sainz en la clasificación del Mundial… con el pequeño ‘detalle’ de que el español se perdió la carrera de Arabia por una operación de apendicitis. Pero en la cabeza de Leclerc, y de los gordos jerifaltes de Ferrari que han elegido el marketing de Hamilton en lugar del compañerismo a ultranza de Sainz para 2025, está que el único piloto que ha ganado a los Red Bull en 2023 y a Verstappen en 2024 es… Carlos Sainz. En breve comenzaremos a ver casi con toda seguridad extrañas órdenes de equipo a favor de Leclerc. Incomprensibles en teoría, pero muy entendibles en la práctica. Al final, Leclerc fue cuarto y Sainz quinto en un fin de semana en que los Ferrari no fueron tan fiables como en carreras anteriores.

VERSTAPPEN ABURRE Y ALONSO, COMO SIEMPRE, ANIMA LA CARRERA

Hamilton, noveno… ‘impresionante’

El megafichaje de Ferrari para 2025 volvió a circular como alma en pena por el asfalto de Shangái, para terminar en una insulsa novena posición, exactamente la misma que ocupa en la clasificación del Mundial. Y menos mal que fue segunda en la carrera al esprint del sábado, porque sin esos siete puntos el heptacampeón del mundo, el ‘piloto de otra galaxia’ estaría solo tres puntos por encima… ¡de Lance Stroll! El pasotismo de Hamilton este año es tristemente palpable, no en vano su compañero en Mercedes, George Russell, le ha ganado en todas y cada una de las cinco carreras que se llevan disputadas, y solo ha claudicado ante el 44 en el esprint del sábado en China.

VERSTAPPEN ABURRE Y ALONSO, COMO SIEMPRE, ANIMA LA CARRERA

Nada nuevo en la cola del pelotón

Y por lo que respecta al fondo de la parrilla, nada nuevo. Tenemos cuatro equipos con solo siete puntos en su casillero… y todos de Yuki Tsunoda (RB). Tres equipos y medio no han logrado un solo punto: el RB de Ricciardo, Williams, Alpine y Kick Sauber. No en todos los Mundiales los peores coches conforman un grupo tan compacto como estamos viendo este año. Solo Haas, con dos veteranos de lujo como Hulkenberg y Magnussen, conforman la zona media de la tabla (acompañados de Lance Stroll, de Aston Martin). El resto (Red Bull, Ferrari, McLaren, Mercedes y Fernando Alonso) forman un grupo de cabeza que, si exceptuamos a Verstappen, también conforma la mitad ‘buena’ del actual Mundial.

VERSTAPPEN ABURRE Y ALONSO, COMO SIEMPRE, ANIMA LA CARRERA

Y en dos semanas, Miami

El Mundial cruza el globo para disputar, en dos semanas, el Gran Premio de Miami, carrera que contará, por segunda cita consecutiva, con carrera al esprint. Esta cita está señalada en el calendario de casi todos los equipos como el primer punto de inflexión de la temporada, como sucedió el año pasado, cuando casi todos los equipos mejoraron… excepto Aston Martin tras el fulgurante estreno de Alonso en la escuadra británica, con varios podios en las primeras carreras.

Miguel Ángel Linares
Miguel Ángel Linares

Continuar leyendo
Clic para comentar

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad BEATLES

Copyright ©2023 Los libros no muerden S.L.