Contacta con nosotros

#MIGUEL ÁNGEL LINARES

“¿Y CUANDO HAYA QUE HACER COLA EN LOS CARGADORES?”

Foto del avatar

Publicado

on

<h1 class="tu-clase-del-titular">"¿Y CUANDO HAYA QUE HACER COLA EN LOS CARGADORES?"</h1>

En España tenemos paella, cerveza, garitos para salir como si no hubiera un mañana y más playas que nadie en Europa. Pero si hablamos de puntos de recarga de vehículos eléctricos ya no podemos decir eso de “soy español, ¿a qué quieres que te gane?”. Solo hay que mirar el mapa que mostramos bajo estas líneas, elaborado por el TENtec (Sistema de Información de la Comisión Europea para coordinar y apoyar la Política de la Red Transeuropea de Transporte) para comprobar que la red de recarga de coches eléctricos en España es más bien… de mandarinas.

<h1 class="tu-clase-del-titular">"¿Y CUANDO HAYA QUE HACER COLA EN LOS CARGADORES?"</h1>

España, un ‘desierto’ de puntos de recarga

Pero pasan los años, llegan nuevos y mejores modelos eléctricos, las grandes ciudades cada vez ponen más restricciones a la circulación de vehículos ‘contaminantes’, se ponen fechas (demasiado cercanas) para que la movilidad eléctrica sea obligatoria… pero aquí no parece afectarnos ese futuro sostenible para el que no estamos preparados ni de lejos.

Recuerdo hace ya casi una década, en la presentación del BMW i3, ese pequeño eléctrico de la firma alemana, en Ámsterdam. ¿Qué nos sorprendió más a la prensa del motor? ¿El concepto, por entonces novedoso, de coche exclusivamente urbano y eléctrico? Pues no. A mí al menos me resultó fascinante comprobar que, en las afueras de la capital entonces holandesa, hoy neerlandesa, había un punto de recarga de vehículos eléctricos, más o menos, cada dos calles. Diez años, repito. ¿Podemos decir que en España, en plena ‘revolución’ eléctrica, estamos como Países Bajos hace una década? La respuesta es fácil, solo tres palabras: NI-DE-COÑA.

A día de hoy, la cuota de mercado del vehículo eléctrico en el mercado automovilístico español es de un exiguo cinco por ciento. Por algo será. Entre otras cosas, porque en España hay 29.301 puntos de recarga a 31 de diciembre de 2023. Pero es que un 77% de esos puntos son de baja potencia, por lo que no te sacan de un apuro. Pero es que también, lo que es más grave, el 21% de esos 29.301 puntos… ¡está fuera de servicio! Como decían en aquella película, “hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad”. Igual de ‘bárbaro que la idiosincrasia española siga siendo patética año tras año.

publicidad libro RALLYE
<h1 class="tu-clase-del-titular">"¿Y CUANDO HAYA QUE HACER COLA EN LOS CARGADORES?"</h1>

Una imagen que mañana podría ser muy real

Como ya hemos dicho, ya disponemos de un buen número de modelos ‘full-electric’ con los que circulamos tan a gustito, sin ruidos y respetando el medio ambiente. Casi todas las marcas disponen de un modelo o una versión en su gama. Y más que van a venir, si se cumplen los plazos de la obligatoriedad de la movilidad eléctrica en la Unión Europea. Lo que nos lleva a otro problema que más de uno ya hemos sufrido: ¿y si llegamos a un punto de recarga con un 5% de autonomía… y no está libre? Hasta hoy somos tan poquitos los usuarios de eléctricos en carretera que contamos siempre con llegar a un punto y que esté libre. Así que, si crecen los coches eléctricos, pero seguimos tomando cañas en lugar de ponernos las pilas (nunca mejor dicho) en la instalación de puntos… ¿qué va a ser de nosotros?

Miguel Ángel Linares
Miguel Ángel Linares

Continuar leyendo
Clic para comentar

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad libro RALLYE

Copyright ©2023 Los libros no muerden S.L.