Contacta con nosotros

#FÓRMULA 1

ZASCA DE CARLOS SAINZ A FERRARI CON SU BRUTAL VICTORIA EN AUSTRALIA

Y salió el sol. Carlos Sainz remató un fantástico fin de semana en Australia con su tercera victoria absoluta, demostrando a Ferrari lo equivocados que han estado al pasar de él para la temporada que viene por el marketing de fichar a un Lewis Hamilton que cada carrera demuestra que corre cuesta abajo hacia el ostracismo.

Foto del avatar

Publicado

on

Sainz y Leclerc en Australia 2024
Sainz por delante de Leclerc; jefecillos de Ferrari, esto es lo que hay

Muchos dirán que Carlos Sainz ha ganado en Australia por el abandono de Verstappen en la primera vuelta por un problema en sus frenos. Que digan lo que quieran. Los haters y los ofendiditos que salieron de sus cuevas con la llegada de las redes sociales siempre estarán aquí, y lo mejor es olvidarles y dejar que se refocilen en su propia bilis. Porque tanto en los libros como en la clasificación quedó claro que Red Bull, y Verstappen, no iban a pasar el rodillo en Australia, como habían hecho en las dos primeras carreras de 2024 (doblete del equipo austríaco Max-Checo Pérez tanto en Baréin como en Arabia).

Porque cuando cuenta, en competición, Max tuvo que hacer una de sus vueltas estratosféricas para quitarle a Carlos la pole el viernes. Y aunque la lucha entre ambos, con presuntas mismas condiciones en el coche, solo duró tres o cuatro vueltas tras la salida, el bicampeón del mundo tenía pegado a su culo el rojo 55 de un Carlos Sainz que, repetimos, es otro desde que se ha quitado la presión de ser “chico de equipo” en Ferrari, y va a por todas en las dos carreras que la salud le ha permitido disputar.

La crónica de Charly Barazal

LA POLE - Opinión Charly Barazal

“Smooth Operado”

Porque ayer no hubo otro piloto que don Carlos Sainz en Albert Park. Ni un asomo de duda dejó de que, tras el abandono de Verstappen, la victoria iba a ser suya. Ni siquiera cuando Charles Leclerc se puso segundo por la mala estrategia de los McLaren, que salían delante de él en parrilla, y que le permitió acercarse a un segundo de Carlos tras la primera parada. Pero el madrileño ni se inmutó, siguió en plan Verstappen y necesitó solo unas curvas para protegerse del DRS del monegasco y seguir tirando y tirando hacia un triunfo que todo el mundo teníamos más que claro.

A partir de ahí, la carrera fue plácida para Carlos, que no se vio afectado en absoluto por las dos interrupciones de la carrera, ambas de Mercedes: el safety-car por la avería de Hamilton y el accidente de Russell en la última vuelta, que lo único que supuso es que la carrera terminara con media vuelta por disputarse, con una comodísima ventaja de Sainz sobre su compañero, Charles Leclerc, para firmar el primer doblete de Ferrari desde el estreno del Mundial en 2022, Baréin, cuando Leclerc ganó por delante de Carlos.

Ferrari en Australia 2024
Unas caras más ‘contentas’ que otras en Ferrari

Y es que me van a permitir que me revuelque en el éxito de Carlos por lo que supone: primero, que Red Bull es batible. O, al menos, no es infalible, como parecía ser en los últimos tiempos. No olvidemos que SuperMax solo pudo ser pole gracias a una estratosférica última vuelta en Q3 el sábado, para sorpresa del propio neerlandés, según declaró después. Segundo, la justicia poética que supone que Carlos Sainz le esté dando una soberana paliza a su compañero, Charles Leclerc, en las dos carreras que han podido disputar de las tres que llevamos en 2024 (recordemos la apendicitis de Arabia): antes del 1-2 de ayer en Australia se produjo un 3-4 en Baréin, en el estreno del Mundial, siempre a favor del madrileño. Y ese dominio de Sainz sobre Leclerc implica ese monumental ‘zasca’ del piloto español a la cretina cúpula de Ferrari, más centrada en el marketing que en la competición, tras la decisión de no renovar al 55 para el año que viene, y sentar en su lugar a un Hamilton que carrera a carrera se va instaurando en el ostracismo más absoluto.

publicidad libro RALLYE

“Ferrari haciendo cosas de Ferrari”

Porque el heptacampeón del mundo anda a trompicones como un zombi en este su último año en Mercedes, donde solo ha conseguido ser séptimo en Baréin y noveno en Arabia, antes de su abandono por avería en Australia. Porque tras tres carreras este año, Carlos Sainz es cuarto, con 40 puntos, a solo 11 del líder Verstappen, y con una victoria ya en su casillero, mientras el británico, con una carrera más, es noveno, a 32 puntos del español, o sea, a más de una carrera. Pero el año que viene Lewis se sentará en el coche de Carlos, mientras el español, al menos de forma pública, no tiene equipo para 2025. Como dice el gran Charly Barazal, “Ferrari haciendo cosas de Ferrari”.

Lando Norris y Carlos Sainz en Australia
Norris y Sainz bromean con la cicatriz del campeón tras su apendicitis

Bien McLaren, mal Checo Pérez, agridulce Alonso

Por lo demás, tras el doblete de Ferrari Norris confirmó el buen momento de McLaren con un tercer cajón del podio, que podía haber sido más de haber gestionado mejor el equipo sus paradas en boxes. El cuarto puesto de Piastri confirma el buen momento de los monoplazas papaya. Y justo detrás, el Red Bull de Sergio Pérez, que carrera a carrera sigue demostrando que le viene grande el mejor monoplaza de la parrilla. Con cada nueva decepción del mexicano se hace más grande el interrogante: ¿qué pasará el año que viene en Red Bull.

Alonso tuvo suerte en su carrera con la gestión de sus neumáticos y sobre todo porque el abandono de Hamilton le permitió dar un gran salto en la clasificación, tras ser décimo en parrilla y duodécimo tras una mala salida, que le permitió soñar, ya en la última vuelta, con una sexta plaza que le hubiera sabido a gloria. Pero un inusual fallo de conducción del asturiano, al frenar demasiado cuando más agobiado estaba por el Mercedes de George Russell, provocó un feo accidente del británico en dicha última vuelta, lo que provocó que, aunque Fernando entró finalmente sexto, fuera sancionado a posteriori con dos posiciones por dicha peligrosa maniobra, con lo que al final fue octavo.

ZASCA DE CARLOS SAINZ A FERRARI CON SU BRUTAL VICTORIA EN AUSTRALIA

La clasificación del GP de Australia antes de la sanción de dos puestos a Alonso

Detrás, la vida sigue igual

Y poco más que decir en este maravilloso Gran Premio de Australia. Aston Martin consiguió un buen resultado, con Stroll séptimo, que luego promocionó a sexto por la sanción a Fernando Alonso. Un Tsunoda que confirmó su buen fin de semana tras entrar en la Q3 el sábado y terminar octavo (séptimo al final) en la carrera. Haas también logró un gran resultado al terminar Hulkenberg y Magnussen (noveno y décimo) en los puntos. Desastre de Williams, que tras la decisión dictatorial de dejar sin coche a Sargeant tras destrozar Albon su coche en los libres, y no contar con coche de sustitución, al final no lograron ni un solo punto al terminar undécimo. Kick, como siempre, irrelevantes, con Bottas 14º y Zhou 15º. Y en Alpine al menos Gasly logró su mejor clasificación 13º, mientras nuestro ‘amigo’ el pobre Ocón no fue último por el accidente en la última vuelta de Russell.

Miguel Ángel Linares
Miguel Ángel Linares

Continuar leyendo
Clic para comentar

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad libro ALCATRAZ

Copyright ©2023 Los libros no muerden S.L.